Home / Acció Social / La atención sanitaria a los mayores de 65 años sin tarjeta sanitaria les costará 157 euros al mes.

La atención sanitaria a los mayores de 65 años sin tarjeta sanitaria les costará 157 euros al mes.


Ayer se ha

aprobó el real decreto que regula la asistencia a personas no aseguradas ni beneficiarias del SNS. Los mayores de 65

pagarán 157 euros al mes por la asistencia básica, y los menores de esa edad, 60 euros.

Claramente se siguen cercenando los derechos de las personas con mayores

necesidades, es decir, de los colectivos más desprotegidos. En la España del capital, no hay espacio para la sanidad

pública universal. La “España del capital” y la “España de los mercados” está ya pensada para unos pocos y pocas. Ya va

quedando mucha gente fuera del proyecto de país que han pergeñado. Y si no nos movemos, tú que estás leyendo ahora si no

haces nada por impedirlo,  puedes ser unxs de los tantos y tantas que caerán en la próxima movida de estos criminales que

nos gobiernan y que permitimos que nos gobiernen.

Esta es la

noticia de Agencia:

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy

el real decreto por la que se establecen los requisitos básicos del convenio especial de prestación de asistencia sanitaria

para personas que no tengan la condición de aseguradas ni de beneficiarias del Sistema Nacional de Salud. El Ministerio

considera que queda así completado el paquete normativo iniciado con el Real Decreto que regula la condición de asegurado,

aprobado en agosto de 2012, y que “hace efectiva la universalidad de la asistencia sanitaria pública para todos los

españoles”.

Según el departamento liderado por Mato, los convenios “podrán ser

suscritos por españoles o extranjeros que no reúnan la condición de asegurado ni beneficiario”. Estarán dirigidos a los

siguientes colectivos: españoles que no trabajen y que, sin embargo, tengan ingresos superiores a los 100.000 euros al año

(rentistas); europeos que voluntariamente quieran suscribir estos convenios para ser atendidos por el sistema sanitario

público español, y nacionales de terceros países que, durante su estancia en España, quieran formalizar el convenio para

ser atendidos por el sistema público. La contraprestación económica que los citados usuarios deberán abonar “será de 60

euros mensuales hasta los 65 años y de 157 euros mensuales para los mayores de esa edad”.