Home / Acció Sindical / El Ministerio de Trabajo inspecciona las oficinas del Banco Sabadell

El Ministerio de Trabajo inspecciona las oficinas del Banco Sabadell

índiceEl Ministerio de Trabajo da instrucciones a las Inspecciones provinciales para que prosigan su labor inspectora, en relación a la denuncia por prolongaciones de jornada ilegales presentada en banco Sabadell.

Las denuncias efectuadas en Alicante, Valencia, Murcia, Barcelona y Baleares, por las continuas prolongaciones de jornada que se producen en banco Sabadell, fueron centralizadas en la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Madrid (motivo alegado por la dirección de la empresa para no cumplir el dictamen de la Inspección de Alicante) el pasado mes de enero.

CGT se ha entrevistado con el Coordinador de Relaciones Laborales del Ministerio de Trabajo quien ha trasladado que las denuncias, paralizadas en las Inspecciones provinciales al centralizarse en Madrid, vuelven a las inspecciones de origen con instrucciones de que prosigan su labor inspectora.

Ahora la dirección ya no tiene más excusas para cumplir el requerimiento de la Inspección de Trabajo de Alicante y hacerlo extensivo al resto de provincias:

- Implantación de un adecuado y efectivo sistema de control y registro de las horas extraordinarias realizadas, indicando fecha de realizción y forma de compensación.

- Abono de las horas extras realizadas o compensación por tiempos equivalentes de descanso retribuidos.

- Resumen mensual e informe trimestral al Comité de Empresa de las horas extra realizadas, especificando sus causas.

- Adopción de las medidas oportunas para garantizar que las horas extraordinarias se realizan de forma voluntaria en todo caso.

- Implantación de medidas con el fin de reducir progresivamente las horas extraordinarias habituales.

La situación actual continúa siendo muy grave ya que las prolongaciones de jornada ilegales se han convertido en habituales ante el excaso personal que tiene el banco, tanto en la red de oficinas como en los servicios centrales. Nuestra plantilla sigue soportando presiones y amenazas injustificables para paliar con su tiempo libre esta situación, siendo cada vez mas numerosas las bajas laborales ocasionadas por esta actuación.

Nos resulta totalmente inaceptable que en la situación de crisis que vivimos (con cerca de seis millones de personas en desempleo, con continuos recortes en prestaciones sociales, con las incuantificables ayudas públicas recibidas por la banca,…,) una empresa tan importante como banco Sabadell no ataje con firmeza y resolución esta situación claramente ilegal, y que supone defraudar cotizaciones a la seguridad social e impuestos a la hacienda pública.

2 julio 2014

José Juan Miranzo

Sec. General

CGT – Banco Sabadell